jueves, 2 de junio de 2011

LEY DE RENACIMIENTO O REENCARNACIÓN



LA LEY DE RENACIMIENTO O REENCARNACION

Es una de las grandes leyes naturales de nuestro planeta. Es un proceso establecido, que se lleva a cabo de acuerdo a la ley de Evolución. La filosofía esotérica afirma “la existencia de un principio imperecedero o individualizado que habita y anima el cuerpo del ser humano, y que a la muerte de este cuerpo, pasa a encarnarse en otro cuerpo después de un intervalo más o menos largo de vida subjetiva en otros planos.” El espíritu del ser humano es inmortal: perdura eternamente, progresando de un nivel a otro y de una etapa a otra en el Sendero de Evolución, desarrollando constante y correlativamente los atributos y aspectos divinos. Esta verdad implica, necesariamente el reconocimiento de dos grandes leyes naturales: la Ley de Renacimiento y la Ley de Causa y Efecto.
Está intimamente relacionado y condicionado por la Ley de Causa y Efecto
Explica las diferencias que existen entre los seres humanos y –en conexión con la Ley de causa y efecto (denominada Ley del Karma)- justifica las diferentes circunstancias y actitudes hacia la vida. Doctrina Secreta dice: “ La buenas o malas consecuencias de todos los actos, palabras y pensamientos del ser humano reaccionan sobre èl con la misma fuerza con que obraron, y asi es que tarde o temprano, en la presente o en venideras existencias, cada cual recoge exactamente los mismo que ha sembrado. Nuestros deseos aspiraciones, nuestros pensamientos, nuestros actos, son los que, por virtud de dicha ley, nos vuelven a traer repetidas veces a la vida terrestre determinado la naturaleza de nuestros nacimientos. Todas las desigualdades, todas las diferencias que vemos en la condicion de las diversas personas, son hijas de los merecimientos o de la culpa de cada uno. Es el correspondiente y justo premio o castigo de nuestra conducta pasada. No somos en manera alguna esclavos de nuestros destinos, sino sus dueños y creadores: el destino es inevitablemente nuestra propia y exclusiva obra.”

4 comentarios:

  1. Puñeta, no puedo ir tan rápido a como usted pone entradas que hay que meditar, reflexionar y luego volver a leer y, entonces, escribir uno el comentario. Con esta entrada coincido en lo básico, pero es por las coincidencias que aquí veo entre el idealismo del esoterismo y el espíritu científico: este esoterismo ya pasa a ser lo que se llama idealismo dialéctico: uno no solo es sujeto activo de lo que hace, sino también sujeto pasivo: se hace y se recibe de una misma situación. Un abrazo, Delia. ¿Cómo hace para escribir tanto? Ahí me cuenta.

    ResponderEliminar
  2. ATENCIÓN A LOS DEL ABC, deleFoco y Mi butaca VIP:
    Por cortesía de la Sala Garbo, el blog La huella del ojo los invita hoy lunes 6 de junio a las 7 de la noche a ver la película El cuerno de la abundancia. Lógico, en la Sala Garbo. ¿Qué les parece? Así cuando ponga el comentario en mi blog, todos podrán comentar fácilmente. Cualquier cosa, me llaman al 8927-8988. No tengo como localizar a Canaado ni a Vivi de Kolorez, a ver si alguien ayuda, tal vez Hazel con Canaado. ¿Quién con Vivi? Mi crítica sale hoy en La Nación, pero aún no la subo al blog. Nos vemos en la noche. wílliam

    ResponderEliminar
  3. Tanta preocupación porque no aparecía... Y CUANDO APAREZCO, diay, no complazco. En todo caso, ahí, en mi más reciente entrada del oso Po y el kung-fu, hay un comentario para los amigos del ABC que NO escribí yo, por si quieren leerlo. El enlace es:

    http://www.blogger.com/comment.g?blogID=8160116983683415840&postID=8622619360506602697

    ResponderEliminar
  4. Delia, respeto mucho el pensamiento de otras personas, todos merecemos respeto por nuestras ideas.

    No obstante, no comparto la idea de la reencarnación.

    Igual es un gusto pasar por tu blog

    Hattori

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.